“Una comida compartida crea un vínculo, cercanía y confianza”

“Una comida compartida crea un vínculo, cercanía y confianza”

Rama Sabra, tiene 32 años, es de la capital de Siria, Damasco, y le encanta cocinar. Contable de profesión, y madre de dos hijos, Rama llegó a Barcelona hace tres años y medio.

Antes de llegar a España, había escuchado hablar de Madrid, la Alhambra de Granada y el famoso equipo deportivo de Barcelona. No sabía mucho sobre las costumbres de España, y aún menos de la existencia del catalán en Barcelona.

Sin embargo, pese a los descubrimientos que tuvo que hacer de la nueva cultura, Rama ha notado que tanto el clima y el buen tiempo, como las visitas a la familia los fines de semana, se sienten bastante familiares ya que son costumbres que están presentes tanto en Damasco como en Barcelona.

Le hemos hecho algunas preguntas sobre su experiencia en Barcelona y como profesora de cocina siria en Abrazo Cultural. Algunas preguntas han sido ligeramente editadas para facilitar la lectura de la entrevista.

Pregunta: ¿Cuáles son las tres principales diferencias culturales, según tu opinión, entre tu experiencia en España y en Siria?

Rama: La primera diferencia que he notado, es que para nosotros, como musulmanes, no hay muchas mezquitas ni tampoco hay muchos centros que enseñen el Corán o el idioma árabe. También aquí existe la enseñanza de una profesión de manera gratis, sin embargo en Siria no hay centros como el SOC (Servei d’ocupació de Catalunya). Por último, también he notado que existe una discriminación racial si llevas un hijab, ya que se vuelve mucho más complicado encontrar trabajo.

Pregunta: ¿Cómo crees que la gente en Barcelona ve a la gente de Damasco o de Siria? ¿Crees que saben algo sobre la cultura siria?

Rama: La gente en Barcelona recibió a los refugiados de Siria muy amablemente. Sin embargo, no creo que tengan conocimiento sobre nuestras costumbres.

Pregunta: ¿Cómo crees que se podría mejorar ese desconocimiento?

Rama: Se podría mejorar organizando talleres y seminarios para la gente autóctona sobre comida o a través de los cuales se puedan vivir por ejemplo a la vez las tradiciones de musulmanes y cristianos en días festivos y así compartir entre todos experiencias. Talleres para poder considerarnos como una familia y no sentirnos extraños.

Pregunta: ¿Generalmente hablando, crees que la gente de Barcelona es acogedora?

¿o has notado en tu experiencia que existe cierto rechazo al extranjero?

Rama: Como te dije en la pregunta anterior, en mi opinión la mayoría de la gente acogía con beneplácito nuestra presencia y nos ayudaban. Tengo la suerte de tener vecinos en Barcelona que me ayudaron cuando nació mi hijo y estaba sola con mi hija y mi marido. Todos los sirios que conocía en ese momento estaban huyendo.

Pero existe discriminación cuando la mujer tiene un hijab, como es mi caso.

No he encontrado trabajo porque tengo el hijab aunque tenga experiencia y estudios. De la misma forma, si eres un hombre jóven y te llamas Mohammed, también es difícil.

Pregunta: ¿Podrías describir algunas características de la cocina siria?

Rama: La cocina siria es una cocina antigua, cuyo patrimonio deriva de la historia de Siria, el país de las civilizaciones. La cocina siria se basa en preparar comidas con alimentos naturales y frescos, que permiten preparar una presentación exitosa, llena de colores, deliciosa y muy placentera ya que se puede cocinar en poco tiempo y con poco esfuerzo.

Es además una cocina que se ha ido desarrollando notablemente con el tiempo. Hay muchos platos populares de comida siria hoy en día. Se distinguen por su simple composición, su preparación rápida y fácil y son fáciles de digerir. También son muy ricos en nutrientes.

Durante los últimos años, han logrado alcanzar éxito mundial y hay mucho más interés en poner en práctica las recetas sirias ya que representan alimentos saludables y deliciosos.

Pregunta: ¿Crees que a través de la cocina se puede crear un diálogo intercultural?

Rama: Una comida compartida crea un vínculo, cercanía y confianza. También es una perfecta oportunidad para la interacción y la comunicación. Ya sea entre amigos, familiares, socios comerciales o incluso entre amantes: la comida une a las personas. La comida es también una forma de desdibujar las diferencias. Por un lado, está el carácter global y multicultural de la comida que posee la capacidad de unir a las personas y de crear tolerancia, y por otro lado, están también aquellas características que definen culturalmente a los alimentos. Es decir, no solo son ingredientes y especias, sino que su uso implica también costumbres y tradiciones.

Pregunta: Si suponemos que mucha gente sólo conoce Siria a través de las noticias y de los periódicos, ¿has notado que el conocimiento de Siria de la gente es bastante

estereotipado, o por lo contrario había un interés sobre su cultura, gente, costumbres?

Rama: Algunos ven Siria como algo estereotipado, otros sin embargo lo ven con mucha curiosidad de conocimiento de las tradiciones y costumbres sirias y de los países árabes. Antes de la guerra había muchos turistas en Siria y estaban muy contentos, pero ahora sólo hay un porcentaje muy pequeño.

Pregunta: ¿Qué te aporta participar en el proyecto de Abrazo Cultural? ¿Y qué crees que aporta a la gente, según tu experiencia?

Rama: Antes de formar parte de Abrazo Cultural, tuve algunas dudas porque era una experiencia totalmente nueva para mí, pero enseguida me sentí cómoda y con confianza, especialmente al enseñar a la gente sobre cocina siria y al compartir nuestras tradiciones y costumbres. Sentí como si fuéramos una familia. Creo que es una buena idea para derribar barreras y diferencias y aprender de nuevas culturas.

Texto por Lucía Nieto Maestre

Periodista freelance, está actualmente acabando su tesis doctoral sobre el discurso migratorio en Twitter. Trabajó durante 5 años en Londres para diferentes festivales de cine. En la actualidad, reside en Barcelona y se dedica al copywriting y al periodismo.
No Comments

Post A Comment

14 − dos =