Ser un refugiado/a durante el coronavirus

Ser un refugiado/a durante el coronavirus

La situación sanitaria actual debida al coronavirus no se experimenta de la misma manera de una persona a otra, de un hogar a otro o de un país a otro. Las personas aisladas y vulnerables están a la vanguardia de este virus.

¿Pero qué pasa con la gente refugiada en España y Europa? ¿Se han adoptado medidas por parte de los gobiernos para ayudar a estas personas extremadamente vulnerables?

Económicamente, la cuarentena es un pozo sin fondo para las personas más vulnerables. Los que no tienen derecho a trabajar no pueden ganar dinero y muchos no reciben ayuda estatal. Ahora mismo esta gente no puede salir a mendigar dinero debido a las restricciones de movimiento impuestas por el gobierno. Los que trabajaban antes del encierro tenían en su mayoría contratos precarios, o ningún contrato, principalmente trabajos de temporada pagados por semana. Así que hoy en día no tienen protección y muchos están en grandes dificultades.

Estas personas suelen depender de las ONG y las asociaciones de ayuda a los migrantes, pero algunas de estas ayudas se han suspendido debido a las medidas de contención.

Además, en toda Europa, las políticas de migración se ven afectadas por la crisis del coronavirus. En Francia, Alemania y España, los líderes de los partidos de extrema derecha han pedido el cierre de las fronteras para limitar la expansión de COVID-19.

Situación en los campos de Grecia

Pero es en Grecia donde la situación se complica. Los campamentos de refugiados superpoblados en los que se hacinan miles de migrantes son particularmente peligrosos en el caso de la contaminación por Covid-19.

Las condiciones sanitarias, de refugio, de acceso al agua y saneamiento son terribles. Sin acceso real al agua, duchas o jabón, la propagación del virus es extremadamente rápida. La mayoría de estos campos están superpoblados, como es el caso del campo de Moria en la isla de Lesbos. Por lo tanto, es muy difícil, si no imposible, confinar a las personas y hacer cumplir las reglas de distancia social entre los individuos.

Es importante hoy que los gobiernos establezcan medidas para descongestionar los campamentos y asegurar la salud de todos mediante el establecimiento de medidas de higiene apropiadas.

Un rayo de luz

En Barcelona se han desarrollado acciones de solidaridad para hacer frente a los diversos problemas vinculados a la pandemia, un destello de esperanza durante el confinamiento.

Los manteros de Barcelona, principalmente de África subsahariana, tienen su trabajo afectado debido a que el confinamiento impuesto por el gobierno prohíbe desarrollar actividades económicas no esenciales. Pero algunos vendedores ambulantes han decidido colaborar con una empresa de ropa local para vender mascarillas y batas a trabajadores de la salud que se están quedando sin material. También refugiados y personas sin hogar han empezado coser mascarillas en la Casa Cadiz en Barcelona durante su cuarentena.

Es importante que reconozcamos la gravedad de la situación y que hagamos lo que podamos para ayudar y apoyar, no sólo a ellos, sino también a las extraordinarias organizaciones benéficas, los voluntarios y los trabajadores que hacen todo lo posible para que las vidas de las personas vulnerables sean más seguras y mejores.

Situación administrativa en España

Es importante saber que en España, la Oficina de Asilo y Refugio, dependiendo del Ministerio del Interior, ha modificado las distintas medidas para solicitar la protección internacional en España.

  • En estos momentos no es posible solicitar protección internacional en España porque se trata de un trámite presencial. Pero, durante este periodo queda garantizado el principio de no devolución para las personas que manifiesten su deseo de solicitar protección internacional.
  • Quedan suspendidas las citas para formalizar la solicitud de protección internacional hasta la vuelta a la normalidad, cuando se resignarán todas las citas que no hayan podido hacerse efectivas durante este tiempo.
  • Quedan igualmente suspendidas las entrevistas de instrucción. La Oficina de Asilo y Refugio se pondrá en contacto con cada persona afectada para reprogramar las citas cuando se retome la actividad normal.
  • Las personas que deseen acceder a los recursos de acogida previstos, y ante la imposibilidad de realizar en ese momento la manifestación de voluntad de protección internacional, deberán dirigirse directamente a las entidades de primera acogida de cada provincia, donde firmarán una declaración responsable de la intención de continuar con el procedimiento de solicitud cuando se reanude la actividad ordinaria.

Fuente: http://www.interior.gob.es/web/servicios-al-ciudadano/covid-19/proteccion-internacional

Autora: Sarah Boissy

Sarah es estudiante de Master en Comunicación Humanitaria en Francia. Se interesó por el campo social y cultural después de varios meses de voluntariado en la asociación Pour un Sourire d’Enfant en Camboya y tras realizar prácticas en la asociación cultural Ya.R en Francia. Durante esta última pasantía le llamó la atención principalmente el acceso a la cultura de los refugiados. Sarah es una gran amante de la cocina y de los descubrimientos culturales.

No Comments

Post A Comment

5 × tres =

Translate »