¿Cuáles son los beneficios de las migraciones?

por | Feb 22, 2022

Actualmente vivimos en una sociedad representada por movimientos constantes de los seres humanos. La globalización ha acelerado este proceso y las relaciones entre países son cada vez más desarrolladas y directas, en cuanto a los acontecimientos históricos o los acuerdos políticos y económicos. Sin embargo, ciertos ciudadanos no se sienten tan confortable en su país natal o necesitan mejorar su condiciones de vida y tienen el reflejo de moverse a otro país. En este proceso estos ciudadanos se vuelven a ser migrante. 

¿Qué es realmente un migrante? ¿Cuál es la diferencia con un refugiado? Nuestra sociedad hace muchas referencias a los refugiados de manera peyorativa en diferentes temas como en política, en economía o también en cuanto al racismo. ¿Cómo hemos llegado a esta visión negativa? y ¿por qué no cambiaremos esta opinión? Las migraciones tienen muchos beneficios para el país de acogida y esto lo que vamos a destacar en este artículo. 

Para empezar, la Organización de las Naciones Unidas para la educación, la ciencia y la cultura define el migrante como «alguien que ha residido en un país extranjero durante más de un año independientemente de las causas de su traslado, voluntario o involuntario, o de los medios utilizados, legales u otros». Es una persona extranjera que, con deseo y conciencia, se mueve de su país natal para tener una mejor vida en otro lugar.

Sin embargo, los refugiados «son personas que se encuentran fuera de su país de origen por temor a la persecución, al conflicto, la violencia generalizada, u otras circunstancias que hayan perturbado gravemente el orden público y, en consecuencia, requieren protección internacional». Aquí entendemos que las condiciones de movimientos no son las mismas y hay una situación más urgente que la otra. 

¿Sabías que en 2020 había aproximadamente «281 millones de migrantes internacionales, una cifra equivalente al 3,6 % de la población mundial»? Es un número importante que no podemos olvidar y que puede llamar la atención. También, esta cifra sigue aumentando a lo largo de los años, de hecho, desde los años 70, esta ha triplicado. 

Los principales «corredores migratorios» se efectúan hacia países desarrollados como Europa, Asia y América del Norte, y casi 3 de cada 5 migrantes internacionales (57.6 %) se encuentran en una de estas regiones. Así, podemos reflexionar que las llegadas de estas personas a los países de acogida son benéficas en diferentes ámbitos.   

En cuanto al ámbito económico el migrante es un actor clave para poner la economía del país más dinámica. De hecho, el producto interno bruto (PIB) aumenta «a lo largo de la década de los 2000, el 47 % del incremento de la fuerza laboral empleada en Estados Unidos y el 70 % de la europea han provenido de la inmigración (OECD, 2012)». Este demuestra que sucesivamente el desempleo disminuye, Ppor ejemplo, un estudio de Science Advances de 2018 ha notado que después de 30 años de una fuerte migración hubo menos desempleo en 15 países de Europa. Así, la creencia popular que evoca que los migrantes perjudican a la economía del país acogedor es bastante falsa. Además, no son una «carga financiera» para el estado porque el hecho de que los migrantes trabajen para el estado, en retorno, el país permite percibir ayudas sociales y sanitarias. Como resultado, la contribución presupuestaria es positiva. 

Los migrantes permiten también reducir los gastos de las empresas si tienen conocimientos específicos sobre un país con quien trabaja el país de acogida y, sobre todo, un desarrollo de competencias culturales, en todos los ámbitos en las ciudades de acogida está puesta en marcha. 

Por otra parte, el país acogedor se beneficia de ventajas culturales, acercándose a nuevas culturas y enriqueciendo a toda la ciudadanía. Las personas locales y migrantes incrementan sus capacidades de adaptación y de apertura, de hecho, una mezcla de orígenes se crea en las familias y también en las relaciones sociales.

Además, la ciudad puede concienciar más sobre la inmigración y crear proyectos como lo hizo en 2018 la organización internacional; la Cruz Roja española para la comunidad valenciana. Creó el juego «The Real Pursuit, el Juego de las preguntas que nadie debería hacerse» para poner en situación los ciudadanos, siendo un migrante, gracias a historias específicas. 

También, nuevas nociones pueden aparecer como la Educación Intercultural que fue pensada para los jóvenes migrantes que llegaron a países acogedores europeos. Para ilustrar esto, Juan José Leiva Olivencia es un profesor de didáctica y un experto Universitario en Intervención Comunitaria y Bienestar Social, escribió varias obras como Convivencia y Educación Intercultural: análisis y propuestas pedagógicas

Por fin, gracias a las llegadas de migrantes, los países pueden mejorar sus procesos administrativos y, también, desarrollar leyes más prácticas e importantes para incluirlos en la sociedad. Lamentablemente, en Francia hubo 21 leyes sobre la política migratoria desde hace 35 años. Podemos reflexionar sobre este tema y los motivos políticos detrás de esto. 

Hemos remarcado que la migración rebosa de riqueza y de beneficios en cuanto al descubrimiento de cultura y a la unificación de los ciudadanos para una mejor convivencia. Hay que ponerlos en relieve.

 

Fuentes:

 

Autora: Anaïs Morales 

 

Anaïs es una estudiante francesa de 22 años. Está cursando un doble diploma de Estudios Interculturales Franco-Españoles en Francia. Tiene la oportunidad hacer una pasantía de 3 meses, así que ha querido hacerla en la asociación Abrazo Cultural. Los temas de la interculturalidad, la convivencia y las migraciones le interesan particularmente, porque piensa que son claves para la unión de un pueblo. También, tuvo bisabuelos españoles y sirios lo que hace que le atraiga descubrir nuevas culturas.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.