Los deberes de las organizaciones en temas de diversidad y de inclusión

por | Mar 17, 2022 | 0 Comentarios

 

Nuestra sociedad es representada por ser rica y muy variada en todos los niveles; entre los países más desarrollados y los demás, las culturas y las costumbres de vida que cambian de un pueblo al otro y, desde luego, la gente misma que pone de relieve diferencias en cuanto al género, la creencia y los orígenes. Podemos remarcar alrededor de nosotros estas diferencias que crean una singularidad importante.

 

De hecho, cualquier persona tiene que respetar las diferencias de los demás para vivir en convivencia, esta es la base de una sociedad que vive en paz. Es lo mismo para una empresa, o una organización. A través de este artículo, veremos los deberes fundamentales que una estructura española debe respetar, para poner de relieve una diversidad y una inclusión para sus empleados. Luego se mostrarán las ventajas de tener un equipo diverso en su empresa.

 

Los deberes de cada sociedad son fomentados por el asunto jurídico, para poner de relieve una convivencia en cualquier tipo de ámbito. Concentrémonos ahora en el ámbito laboral, ya que este permite tener una economía estable en el estado y también una convivencia general.

 

A lo largo de los siglos las mujeres quieren ser cada vez más integradas en la sociedad, teniendo el objetivo de ser más independientes que en el pasado. Es por eso por lo que, en estos últimos años, hubo mejoras para la igualdad entre las mujeres y los hombres empleados. De hecho, en octubre de 2020 se aceptaron decretos para garantizar “la plena igualdad entre mujeres y hombres en el entorno laboral”, gracias a dos procesos que son la Igualdad Retributiva, que permite acelerar la identificación de las discriminaciones gracias a varios elementos como el registro del sexo, el tipo de la profesión con también el tipo de retribución. Este sistema permite evaluar los puestos de trabajo, corrigiendo las desigualdades.

 

Luego, Planes de Igualdad son también desarrollados para estudiar la trayectoria de las empresas con la contratación de los empleados gracias a un conjunto ordenado de medidas. Este proceso empezó desde marzo de 2020 y va evolucionando en función del tamaño de las empresas. Estas dos herramientas son para prevenir la discriminación, remover los obstáculos y. por consiguiente. promover una real igualdad entre los asalariados.

 

La paridad tiene que ser aplicada en el ámbito laboral, en relación con la retribución entre las mujeres y los hombres, y, a veces, también en el ámbito familiar porque tiene consecuencia para la educación de las niñas y de los niños. Es por eso que, en marzo de 2019, el Consejo de Ministros aprobó el Real Decreto-ley de igualdad de oportunidades en el empleo. Pone de relieve una ampliación gradual por años para que las parejas tengan un tiempo similar (16 semanas) para estar presente durante los momentos fundamentales del nacimiento de un bebé. Es una etapa importante para crear una igualdad de oportunidades en cuanto a la educación del niño, pero también para el trabajo de los dos padres.

 

Además, la paridad se hace a través de las personas que tienen discapacidades. De hecho, estas personas son a veces olvidadas a causa de sus diferencias, pero debemos respetarlas e incluirlas sin discriminarlas. Entonces, en 2013, el gobierno refundió un texto de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social con el objetivo de que las personas discapacitadas tengan las mismas oportunidades en diferentes ámbitos como el empleo, en la ciudad, para que tengan un acceso universal. En consecuencia, infracciones y sanciones son desarrolladas para poner en marcha un real respeto y una convivencia. 

 

Por otra parte, la discriminación puede ser presente en relación con el origen o la religión. Por ejemplo, el grupo afrocaribeño/afrolatino (afrodescendiente) representa el 33,8 % de discriminación laboral. ¿Cómo podemos hacer para frenar este rechazo?

En 2003 se creó El Consejo para la Eliminación de la Discriminación Racial o Étnica (CEDRE), es un organismo autónomo que lucha contra cualquier tipo de discriminación racial o étnica. Esta organización promueve la igualdad en los ámbitos como la educación, la sanidad, la vivienda o también el empleo. Desarrolla también asesoramiento para las víctimas de discriminación y trabaja para aplicar medidas. 

 

Nuestra sociedad está desarrollando cada vez más procesos y leyes para aplicar una paridad en todos los ámbitos y para todas las personas. Sin embargo, hay aún una parte de la población que se siente al margen de la sociedad que es la comunidad LGTBI (personas lesbianas, gais, bisexuales, transexuales e intersexuales). En junio de 2021 el Anteproyecto de Ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos LGTBI ha sido presentado para promover el derecho a la igualdad de trato y de no discriminación en los ámbitos administrativo, laboral, educativo y de la publicidad.

  
“Irene Montero [ministra de igualdad] ha subrayado que la futura ley reconoce el derecho a la libre determinación de la identidad de género”. Estas leyes muestran los avances importantes del gobierno español. Sin embargo, podemos reflexionar sobre esta necesidad, ¿el respeto de los demás y la aceptación de las otras culturas no son bastantes? ¿Por qué la realización de las leyes es fundamental para una convivencia apacible entre los ciudadanos y los empleados?

 

La inclusión de todas las personas en el mundo laboral crea una diversidad. La diversidad es una fuerza y una riqueza significativa para una organización. De hecho, el estudio de McKinsey Diversity wins (La diversidad gana) en 2019 demuestra que la diversidad de género permite aumentar la rentabilidad de una empresa de más del 25%, y en relación con la diversidad de etnia, ella es del 35 %. Estas cifras ponen de relieve la importancia de la inclusión, pero también del éxito de la estructura.

 

¿Qué esperamos para tomar conciencia de la importancia de los demás, abriéndonos en el mundo para incluir a toda la gente? 

 

Fuentes  

 

https://www.lamoncloa.gob.es/consejodeministros/resumenes/Paginas/2020/131020-cministros.aspx 

 

https://www.igualdadenlaempresa.es/faq/respuestas.htm

https://www.upm.es/sfs/Rectorado/Gerencia/Igualdad/Plan%20de%20Igualdad/Manual%20para%20elaborar%20un%20Plan%20de%20Igualdad%20en%20la%20empresa.pdf

 

https://www.lamoncloa.gob.es/consejodeministros/Paginas/enlaces/010319-enlaceigualdad.aspx

https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-2013-12632&p=20171109&tn=2

https://www.lamoncloa.gob.es/serviciosdeprensa/notasprensa/igualdad/Paginas/2021/250121-cedre.aspx

 

https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2021-1663

https://www.lamoncloa.gob.es/consejodeministros/resumenes/Paginas/2021/290621-cministros.aspx

https://www.mckinsey.com/~/media/mckinsey/featured%20insights/diversity%20and%20inclusion/diversity%20wins%20how%20inclusion%20matters/diversity-wins-how-inclusion-matters-vf.pdf

 

Autora:

Anaïs Morales 

Anaïs es una estudiante francesa de 22 años. Está cursando un doble diploma de Estudios Interculturales Franco-Españoles en Francia. Tiene la oportunidad hacer una pasantía de 3 meses, así que ha querido hacerla en la asociación Abrazo Cultural. Los temas de la interculturalidad, la convivencia y las migraciones le interesan particularmente, porque piensa que son claves para la unión de un pueblo. También, tuvo bisabuelos españoles y sirios lo que hace que le atraiga descubrir nuevas culturas.